domingo, 17 de septiembre de 2017

Latente

La vida tranquila que tienes es hoy un reflejo de la furia del pasado.
La calma que siento al escucharte, es tal vez una creación después de muchas lagrimas y arrepentimientos.
Hoy por suerte ya todo es saber entonces no vamos a huir u obilgarnos  a nada.
Porque en el conocimiento hay un entendimiento propio que nos desestructura y relaja el caminar.
Sos mi devenir absoluto, o tan solo un devenir más. Pero algo que ocupa mucho tiempo para una cabeza tan pequeña.
Quiero verte y sentirte pero afronto vivir sin esa posibilidad.
Amándote desde un punto lejano y cercano del territorio que compartimos, con la conciencia noble y el alma latente.

jueves, 31 de agosto de 2017

Nada hay fuera del texto

No existen texto ni palabras,
Ni minutos, ni compartir, ni miradas, ni momentos.
Entonces, quedamos fuera de lo textual, entre la nada y alguito.
Quedamos suspendidos en el mundo, cada uno para su lado.
Indiferentes viendo el tiempo escaparse sin sentido,
o con algo que creemos significar bien.
Arrebatados por lo descepcionante de la vida, de lo complejo que es respirar.
De cuarto en cuarto uno encuentra solo risa y suspiros.
Pero se suele beber a solas lo que queda de todas esas aventuras.
Ayer pensaba que me ignorabas, hoy un poco menos.
Y mañana? El tiempo me sigue enviando señales y pide palabras a todo esto.
Y creo que debería dejar escribir al devenir,
E ir con ello, trasladarme tranquila sin presiones y con el riesgo y mi amigo el humito.

lunes, 21 de agosto de 2017

Serú

Quiero ver quiero entrar, nene nadie te va hacer mal excepto amarte.
Vas aquí, vas allá, pero nunca te encontraras al escaparte.
Esas motos que van a mil solo el viento me harán sentir, nada más nada más.
Si pudieras olvidar tu mente frente a mí.
Se que tu corazón diría que si.

domingo, 20 de agosto de 2017

Saber duele

Tal vez ordenarse en lo que uno piensa sea la tarea más hostil y dificultosa en la que me haya embarcado alguna vez.
Desde un tiempo, que vaya uno a juzgar si es poco o mucho, me atreví a indagar que más había además de lo que se permite ver, o lo que queda bien ver.
Me atreví a entender que frontera existe en un plano racional, pero algo se puede sobre pasar si existe la voluntad del saber un poco más fiel que al que había accedido hasta hoy.
Comencé con esos libros de los prohibidos, y eso fue un buen inicio. Permitió resolver bastante más de lo que los libros accesibles me hayan permitido entender en mi vida.
Al fin estoy creciendo, me duele no sabes cuanto me duele, pero conocer y dolor tienen mucho que ver.
Este crecimiento no cesa y me asusta, pero a la vez no puedo detenerlo.
No puede mi corazón ya palpitar sin un día entregado al saber.
Ese ímpetu curioso que me trajo hasta aquí es al cual quiero agradecerle y llenarlo de luz.
Y si somos palabras, somos saber, y negarse al saber es haber perdido la peor de las batallas. Aunque duela sigamos aprendiendo.

miércoles, 5 de abril de 2017

Trinchera y fueguitos

Armemos trincheras contra la oscuridad. Contra estos arrebatadores de la alegría.
Preparemosla con mucho fueguito interno, calentemos el alma un poco de este invierno final.
Vayamos preparándonos y cuidándonos, pensándonos, aliviándolos. Deseando que algún día el idiota se  avive.
Y quisiera que seamos muchos más, pero todos no nacimos para interpretar, hay quienes solo vinieron a repetir.
Educar y creer que todo tiene algo maravilloso, que es un desafío el pensar al cual uno no debería renunciar nunca.

sábado, 25 de marzo de 2017

Sin respuestas

Las respuestas o lo similar a ellas a veces son malas consejeras porque nos encierran y de vez en cuando nos entorpecen la mente.
Saberse de memoria la vida o el deber o por donde ir nos deja poco lugar para el vuelo, para la aventura, para ese asombro inicial.
Quiero parecerme o ser un poco más ingenua, creer y confiar y encontrar donde estar y que el dolor o el mirar y cuidarme ya no haga falta.
Tal vez hace falta buscar lugares más espirituales.
Las superficies de placer diría algún viejo disco de ese bendito rock que amo, me deja en un lugar desprotegido, un lugar de urgencias, de contestar y ser torpe, controvertidamente torpe.
Y allí en el oscuro engranaje de responder, porque te cuento aunque no sea necesario, este engranaje nos sacude la lengua y nos obliga a contestar sin pensar. Como si la reflexión fuera para energúmenos.
Entonces las respuestas vienen a ser esas malditas incoherentes que te enseñan desde chiquito a vivir una vida de capital y derecho. De leyes y ciudadanía, de hombres y mujeres de un bien que tanto daño sigue provocando.

martes, 10 de mayo de 2016

Plagio a Dario

Esto del bien y del mal (Vuelve Nietzsche a encontrar un lugar en mis textos) ¿Qué es? ¿Acaso se puede llegar a definir de que se trata El Bien y de que se Trata El Mal?
¿No es acaso un acto de discriminación delimitar lo que esta Bien y lo que está Mal? o ¿Qué es el bien y qué es el Mal?
¿No es acaso otra forma más de excluir?
¿No es acaso un eufemismo más para decir elegantemente sin sonar hirientes, ellos y nosotros?
¿Y el loco? ¿Dónde lo dejamos? ¿En el bien o en el mal?
¿El pobre, tiene nociones de bien y de mal? Y si las tuviera ¿Acaso importa a la sociedad sus propios parámetros?
Al que excluimos, al que invisibilizamos a diario, al que no le damos voz, al que estigmatizamos. Acaso ¿nos interesa si hace el bien o si hace el mal? ¿Tiene un sentido hablar del bien o del mal cuando alguien esta sufriendo?
¿Sirve pensar al bien y al mal o se puede llegar a prescindir de ambos?